¿Por qué se nos quita el bronceado en invierno?

bronceado

Aqui disfrutamos del verano: hemos hablado de cómo funciona el cloro en las piscinas, de por qué nos quemamos al Sol, e incluso de qué le pasaría a la Tierra si el Sol desapareciera. Pero lamentablemente el verano está llegando a su fin. En las playas has podido ver a gente tomando el Sol hasta lograr un gran bronceado, pero a pesar de todos los esfuerzos cuando llegue Enero habrán perdido todo el color. Pero, ¿por qué perdemos el bronceado?

Respuesta corta: porque se nos cae.

Para la respuesta larga primero hablemos del propio bronceado: como ya hemos comentado anteriormente, en nuestra piel residen unas células llamadas melanocitosque producen melanina cuando reciben los rayos ultravioleta procedentes del Sol. La melanina es un compuesto oscuro que actúa como un protector solar casero y nos “vuelve” morenos. Como curiosidad todos tenemos el mismo número de melanocitos pero pueden “trabajar” más y mejor (como en la gente de tez oscura) o peor (como en la gente de tez clara). En las celulas de la piel la melanina se introduce protegiendo el núcleo que contiene el ADN.

El motivo de que el moreno no permanezca para siempre es que los humanos mudamos la piel constantemente. Nuestra capa más externa de piel, la que puedes tocar, es un cementerio de células de piel muertas. Las células de piel vivas se esconden en las capas inferiores. A medida que mueren se acumulan a lo largo de las diferentes capas externas. Finalmente en la capa más externa las muertas se desprenden y caen a nuestro alrededor.

Nuestra tasa de regeneración de piel es realmente espectacular, se calcula que nos desprendemos de 1 millón de células muertas cada 24 horas. De modo que tu piel no es la misma cada vez que te miras al espejo por las mañanas. Perdemos tanta piel continuamente que en nuestras casas los pelos que se nos caen se unen a las células de piel y a otros restos por electricidad estática formando unos aglomerados que se pueden ver a simple vista y que llamamos tradicionalmente polvo. Realmente al limpiar el polvo estamos eliminando los restos corporales de la familia, lo que le da al plumero una nueva perspectiva.

Al desprenderse las capas más superficiales de piel poco a poco vamos perdiendo la melanina que habíamos acumulado durante el verano. Aun así, hemos creado trucos para evitar que la regeneración de piel elimine algo que nos interese, como puede ser en el caso de los tatuajes de los que hemos hablado ya en Medciencia.

Ya sabes, no hay que echar la culpa al frío del invierno o al estrés del trabajo. Tu mismo eliminas tu moreno pasado un tiempo. Forma parte de la naturaleza que acabes barriendo tu color moreno cuando hagas limpieza general en la casa. Feliz vuelta al trabajo.

Fuente | Popular Science

Este articulo ha sido publicado primero en Medciencia. Entra y disfruta de otros artículos curiosos realizados por redactores de diferentes campos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s