¿Por qué estornudamos diciendo “¡Achis!”?

estornudo

La manera de estornudar de las personas sordas de nacimiento es un fenómeno curioso. No emiten ningún sonido en concreto, sino que al estornudar liberan el aire por la nariz y boca emitiendo un sonido parecido a chhh. Es un sonido que te hace girarte a ver qué ha pasado. Pero este estornudo es probablemente la manera de estornudar más natural que existe, los estornudos que consideramos normales son versiones más artificiales de este.

Las personas sordas normalmente tienen las cuerdas vocales y el sistema respiratorio intacto, de manera que pueden realizar estornudos “normales”. ¿Entonces por que no lo hacen? Para entender qué está pasando no hay que mirar los estornudos de la gente sorda, sino los del resto de gente.

No podemos evitar estornudar, es un acto reflejo que realizamos cuando sentimos un cosquilleo en la parte interna de la nariz y que nos permite expulsar aire a gran velocidad limpiando las vías respiratorias de posibles ataques externos. Cuando expulsamos el aire este pasa por nuestras cuerdas vocales haciéndonos emitir un sonido al estornudar. Lo interesante es que este sonido natural es el que emiten los sordos, nosotros lo adornamos mezclándolo con una palabra. Y esa palabra cambia según la cultura.

¡Achís! ¡Achua! Las onomatopeyas usadas para referirse a un estornudo cambian según el país. Si miramos un cómic en español veremos cómo los personajes estornudan con ¡Achís!. En cambio si el cómic se traduce al francés leeremos ¡Achoum! y si lo leemos en japonés pondrá ¡Hakashun!. Todas las palabras se parecen porque el estornudo es el mismo, y no somos capaces de adornarlo del todo. Sin embargo, según nuestra cultura cuando estornudemos intentaremos adaptar el sonido a lo culturalmente aceptado de donde seamos. Los españoles decimos Achís, los japoneses dicen Hakashum.

Este no es el único caso de “ruido cultura”l que emitimos. También modulamos nuestra risa o nuestra tos. En el caso de nuestra risa no podemos evitar que sea aguda o grave, pero sí regular su volumen. En Asia la risa estridente no está muy aceptada y la gente se ríe de una manera más controlada y en un volumen menor. En cambio en los países mediterráneos la gente puede reírse de una manera más liberada y a mayor volumen, llegando a ser increíblemente estridente desde el punto de vista de un asiático. Nuestra modulación también se realiza de manera consciente según el contexto, ante publico desconocido reímos a menor volumen en comparación a cuando estamos con gente de confianza. No me refiero a aguantarse la risa, sino reírse en un tono más bajo.

Al igual que la distancia formal que tomamos para hablar con un desconocido, los sonidos de estornudos o nuestra risa son pequeñas diferencias culturales que pasan desapercibidas pero marcan diferencias en nuestras relaciones interculturales. Si quieres ir a Asia y no interferir en la cultura local estornuda diciendo Hakashum y ríe bajo, en caso contrario se giraran para ver quien se comporta de esa manera tan rara.

Fuente | Popular Science

Este articulo ha sido publicado primero en Medciencia. Entra y disfruta de otros artículos curiosos realizados por redactores de diferentes campos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s