Las plantas son expertas en matemáticas moleculares

arabinosis

Si alimentarse con la ayuda de la luz del Sol no era una habilidad suficientemente sorprendente, ahora la botánica puede mostrar otra capacidad de las plantas: realizar operaciones aritméticas. Para ser más exactos, las plantas saben dividir (al menos a nivel molecular).

Lo ha descubierto un equipo de investigadores liderados por Alison Smith y Martin Howard, del Centro John Innes en Inglaterra. Han estudiado una planta llamada Arabidopsis thaliana que gracias a sus características puede ser fácilmente estudiada en un laboratorio, ya que crece rápidamente y se conoce bien su material genético.

Las plantas son capaces de generar alimento usando la luz del Sol en un proceso llamado fotosíntesis. Sin embargo, cuando es de noche la planta necesita seguir alimentándose aunque sea incapaz de producir nuevos nutrientes ya que no dispone de la luz del Sol, por lo que raciona sus reservas durante la noche. Hasta ahora se pensaba que este proceso era automático e idéntico todas las noches, es decir, que la planta siempre consumía recursos a la misma velocidad, pero se ha podido comprobar que no es así, y que las plantas son capaces de adaptar su velocidad de consumo de energía según la cantidad de nutrientes de reserva que les queden disponibles y cuanto de larga es la noche. Todo este proceso se realiza sobre la marcha: la planta “calcula” cuanto duró la noche anterior y divide las reservas que tiene entre este tiempo, hallando la velocidad de consumo para la noche.

Las plantas no son racionales (que se sepa), de hecho, ni siquiera tienen sistema nervioso. Cuando decimos que las plantas son capaces de “calcular” realmente nos referimos a que tienen algún mecanismo bioquímico que les permite hacerlo. Si pensamos a nivel de moléculas, sumar es acumular moléculas, restar es eliminarlas, y multiplicar es parecido al crecimiento de bacterias (como las bacterias se dividen en dos para crear descendencia, siempre se produce una multiplicación). En cambio el proceso de división aún no se había observado en la naturaleza, y el caso de las plantas es el primero que se ve.

De hecho, no se sabe qué estrategia molecular usa la planta para realizar la división, pero se tiene alguna pista. Se ha observado que las plantas que tienen una mutación en un gen llamado PWD no son capaces de adaptar su consumo según la duración de la noche, así que debe estar implicado en este ajuste.

Este descubrimiento parece que también está relacionado con los procesos de hibernación en animales, y se está comprobando qué posible mecanismo biológico hay detrás de ello.

Esto es una demostración de la relación intrínseca entre la naturaleza y las matemáticas. Quizá te cueste realizar una división de números grandes sin calculadora, pero lo cierto es que las plantas tienen su propia calculadora interna y la usan cada noche antes de dormir.

Fuente e imágenes | Nature

Este articulo ha sido publicado primero en Medciencia. Entra y disfruta de otros artículos curiosos realizados por redactores de diferentes campos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s