El efecto Forer: ¡Ey, ese soy yo!

Estas en las vacaciones de verano y hace calor, has salido con tus amigos y amigas a una discoteca en primera línea de playa. Mientras te lo estas pasando bien, alguien atractivo se acerca y te dice:

“¡Hola! Te propongo un trato para pasarlo bien por la noche. Enséñame tu mano y voy a leerte las líneas para saber cómo eres; si acierto me invitas a algo. ¿Aceptas?”

Tu estas aun en estado de shock así que respondes que si, y tiendes la mano; evitando hablar para no dar ninguna pista. Al cogerte la mano, ese alguien sonríe y dice:

“Tienes una gran necesidad de gustar a los demás y ser admirado. Sin embargo, tiendes a ser demasiado crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Posees un gran potencial que todavía no has aprovechado. Disciplinado y controlado por fuera, tiendes a ser preocupado e inseguro por dentro. A veces te asaltan serias dudas sobre si has obrado bien o has tomado las decisiones correctas.”

Deja de leer la mano, te sonríe para ver si esta acertando, y continúa:

“Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad, y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estas orgulloso de ser un pensador independiente: no aceptas las afirmaciones de otros sin pruebas suficientes.”

“No crees que sea muy inteligente ser completamente sincero con todo el mundo. Por eso, a veces, eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que en otras ocasiones eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser poco realistas”

Por fin deja la lectura, sonríe y te pregunta: “¿He acertado?”

Tengo un amigo que es mentalista profesional y aunque parezca mentira, acabo de representar aquí su manera de ligar con las chicas en la discoteca. He escrito el relato sin distinción de sexos para que cada uno se pueda meter en el papel, sin embargo, si lo lees da cierta sensación de que la persona te esta describiendo. ¿Por qué?

Eres víctima del efecto Forer, al igual que toda la gente que lee los horóscopos y gastan la mayor parte de su dinero en adivinas televisivas. Este efecto fue descubierto por Bertram Forer en los años cuarenta, este psicólogo repartió un mismo texto (de hecho, es el texto que esta puesto en el relato) a individuos con diferentes personalidades, dándolos como resultados de una entrevista realizada anteriormente, todos se sintieron identificados con el texto, como si hubiera únicamente sido realizado para ellos.

Sin embargo, antes de que te vayas corriendo un sábado por la noche a la discoteca e intentes aplicar psicología de los años 40, el señor Forer identificó varios factores necesarios para que se produzca este efecto. Estos factores son:

–          Ha de ser suficientemente ambiguo, así no puede ser refutado.

–          Debe enumerar características positivas, o si acaso defectos que puedan ser calificados como virtudes. Parece ser que la gente no le gusta identificarse con defectos tan fácilmente.

–          El lector ha de creer que las frases han sido elaboradas personalmente para él.

–          El autor del texto tiene que ser percibido como una autoridad o experto en una determinada materia.

Si te fijas en el relato anterior, puedes cumplir las condiciones siempre que le eches algo de dramatismo. Sabiendo que esto es usado por las adivinas televisivas, ahora podrás usarlo también sin quieres….pero sin cobrar.

¡Felices vacaciones!

 

Bibliografia:

Forer, B. R. (1949). The fallacy of personal validation: A classroom demonstration of gullibility. Journal of Abnormal and Social Psychology, 44, 118-123.

Anuncios

2 pensamientos en “El efecto Forer: ¡Ey, ese soy yo!”

  1. Y…digo yo. Si es malo el engaño para cobrar a quien te cree adivino, ¿por qué no es malo para ligar con quien te cree lo mismo?
    Desde luego, yo creo que lo primero es deleznable y, sin embargo, lo segundo me parece muy gracioso y muy licito. Pero no sé por qué.

    1. La verdad, el articulo me ha quedado algo raro por dar esa impresion, pero ha surgido por un amigo mío realmente lo usa para ligar. Yo no apruebo para nada el aprovecharse de este curioso efecto psicológico para tu beneficio, como haría un adivino o el ligon/ligona del relato. Pero entiendo la diferencia de ambos usos.

      Quizá la clave sea la continuación de la historia, ¿que dice el supuesto adivino despues de decirle que ha acertado? No creo que sea realista admitir que tienes poderes, hacerte pagar por la lectura de mano, o decir que eres capaz de curar de manera milagrosa a su madre enferma a cambio de una pequeña suma. En caso de mi amigo, posteriormente le explicaba qué era el efecto Forer y de esta manera empezaba una conversación guiada por horóscopos y adivinos de palo.
      En resumen, la explicación del articulo no es realmente para invitar a ligar de una supermanera psicológica, sino más bien para reflexionar sobre qué ingenuos somos a la hora de dar por bueno datos que son generales.

      Espero haber aclarado la cuestión, ¡y gracias por la visita!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s